c Julio del Campo n 4

1ª planta Ofc E

24002 León

Tel: 656638650

Email: nunocreaciones@gmail.com

Bodas de oro

Todavía más especial

Los 50 años de casados, las bodas de oro, son una fecha muy importante que no debería dejarse de celebrar. Es toda una vida juntos, plagada de experiencias vitales, de cambios y, especialmente, de apoyo mutuo durante todo ese largo tiempo.

                Desde luego no se cumple medio siglo de matrimonio todos los años

Se trata de una tradición que se remonta a la época medieval en Alemania. Se instauró la tradición de que los esposos se regalaban diferentes obsequios en sus aniversarios. Estos obsequios iban desde materiales más blandos a materiales más sólidos según el paso del tiempo, para así conmemorar la fortaleza de esa unión matrimonial que había sido capaz de perdurar con el paso de los años.

Rodearos de vuestros hijos y nietos, es decir, vuestras mayores alegrías. También podéis invitar a más familiares como vuestros hermanos o sobrinos, además de algún amigo especial. Es una celebración a vuestro gusto.

Podéis hacer otra celebración religiosa, una renovación de votos íntima o que alguien cercano oficie una pequeña ceremonia. Si todavía conserváis alguna prenda o detalle de vuestra primera boda.

Recopilar vuestras mejores fotos en estos 50 años juntos para incluirlas en la decoración o como detalle para vuestros invitados de boda. Un buen recuerdo para regalar a vuestros invitados es una foto del día de vuestra primera boda.

Podéis renovar vuestras alianzas. Ahora hay una gran variedad de posibilidades para que elijáis otros modelos, además del anillo de boda clásico de siempre.

Para el 50 aniversario hay unas flores representativas. En este caso son las violetas y las rosas amarillas.

Las violetas representan humildad, dedicación, virtud y fidelidad; y las rosas amarillas evocan el color dorado característico de este aniversario además de ser símbolo de amor puro y próspero.

                                                                    Para tus bodas de oro, ¡detalles de oro!